miércoles, 2 de abril de 2008

Cielo raso


Sopla viento de norte, desde las entrañas de nuestra sierra hasta allende nuestra mar. Se despejan las nubes, desaparecen las neblinas, se volatiza la bruma, ahora el horizonte está limpio, parece infinito a la vista. Desde el mirador de esta atalaya, la costa africana se divisa hoy mas clara que nunca por la transparencia que la atmósfera recibe de la luminosidad del Mediterráneo. Europa, Africa, dos continentes, dos mundos tan cerca en lo físico, tan distantes en desarrollo, progreso, derechos humanos... Hoy a la luz los dos continentes casi se dan la mano.

3 comentarios:

antonia dijo...

¡¡¡ F E L I C I D A D E S !!!
en el día de tu santo.

Un abrazo.

juana dijo...

Aunque estéis acostumbrados a ver África siempre resulta emotivo.Al menos Antonis e Israel siempre que vamos en coche y se ve dicen con ilusión :mira,mira..África.
Hermanamiento Norte-Sur-Africa.
Hoy hemos ido al monte.Primero subes en un funicular que aún se utiliza desde los tiempos de la minería y llegas a un antiguo pueblo que sigue siendo precioso
.Se llama La Arboleda.
Hemos seguido andando y al llegar al monte Argalario en el buzón(ya te comenté que aquí hay buzones en los montes)consta que sólo mide 520 m.Los de los alrededores son 800 y te puedes subir sin problemas tres o cuatro al día (es que somos de Bilbao).Agur,benito.Si puedo disponer de tu correo ya te mandaré fotos de aquí.Hoy he sacado una de un retoño de roble precioso.Gero arte.

OLED dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.