jueves, 7 de febrero de 2008

Pinsapos

Los pinsapos conviven a menudo con otras especies como las encinas, en la foto superior.
Este bosquete de pinsapos está en Sierra Canucha, término municipal de Ojén, a unos 1200 metros de altitud.



El pinsapo, familia de las coníferas, es una especie endémica del Sur de la Península Ibérica. Fué descubierto en 1837 por el botánico suizo Boissier en un viaje por Andalucía. Se encuentran en la Sierra de Grazalema (Cádiz) y en la provincia de Málaga en Sierra Bermeja y principalmente en La Sierra de Las Nieves, es aquí donde ocupa el 85% del total de hectáreas existentes. Los pinsapos suelen orientarse en las laderas que dan hacia el norte (mayor humedad y menor insolación) y en una altitud que oscila entre los 900 y los 1800 metros. Suelen asentarse en rocas calizas, aunque también pueden vivir sobre peridotitas. Tiene una típica forma piramidal, sus hojas son pequeñas, aciculares, rígidas y con ápice punzante. Les caracteriza un color verde oscuro. Las ramas suelen ser tricotómicas ( de tres en tres). Tiene piñas masculinas y femeninas. Según sus características peculiares encontramos: pinsapos candelabro, pinsapos azules, pinsapos centenarios, pinsapos achatarrados y el pinsapo de Las Escaleretas, este último ejemplar único por su gran tamaño. Actualmente en Ojén sólo conozco dos bosquetes de pinsapos, aunque aisladamente también pueden verse en algunos lugares, como por ejemplo en el Refugio de Juanar.




1 comentario:

juana dijo...

Gracias bg.Por fin veo los pinsapos en su hábitat.Era una de mis asignaturas pendientes.Me han gustado mucho las fotos.Espero que mis ojenetos me lleven,a no mucho tardar,a verlos en los bosquetes.Gero arte.