domingo, 27 de enero de 2008

El Pecho Santo





El Pecho Santo está situado al noreste de Ojén, muy cerca del pueblo. Si subimos en dirección a Monda lo podemos ver a la derecha. Está abancalado y sembrado de pinos. Hace unos treinta años fué incendiado desde la pista forestal que lo atraviesa hacia arriba. Debe su nombre a que antes era propiedad de la Iglesia. Durante la Guerra Civil en el Pecho Santo se situaron trincheras de guerra para controlar el paso hacia el interior. Antes de los trabajos de abancalamientos para la siembra de pinos era muy usual encontrar balas y vainas de aquella contienda esparcidas por todo el terreno. En la primera foto podemos ver cómo los rayos de sol colorean las nubes al amancer; en la segunda la forma caprichosa de una nube nos hace recordar la fumata blanca cardenalicia.

3 comentarios:

De barkaldo,jolín dijo...

Lo que te digo Pecho Santo.Desde luego sois originales por ahí con los nombres.Las fotos me han encantado.gero arte Bgs,

bgs dijo...

Gracias por tu participación de barkaldo, jolín, desde luego tienes razón cuando dices que somos originales en los nombres pero, si tú supieras lo acertados que somos en los apodos, ahí mejor no entrar.

ASM dijo...

Hola,
Al ver las fotografías poco a poco me voy acordando de detalles históricos. Siempre nos habíamos preguntado porqué se llamaba "Pecho Santo". Sólo tengo dos detalles, en documentos del s. XVII se indica que en ese lugar se hallaba la "Cruz de Alejos Pérez". Alejos Pérez es un nombre y apellidos que pertenecían a uno de los repobladores de Ojén en 1571, originario de La Roda, posiblemente, la de Albacete. El nombre y el apellido han permanecido entre sus descendientes hasta mediados del siglo XIX. No podemos saber la causa de la puesta de la cruz, tal vez sería una promesa, y de alguna manera quiso hacer patente su acto desde el lugar mas preeminente y visible desde Ojén, para que todo el mundo lo supiera.
Al terminar la Guerra Civil en abril 1939, la gestora municipal del momento determinó hacer hogueras en el Pecho Santo como conmemoración.
Por cierto, nos queda mucho por saber sobre la religiosidad popular de Ojén, no se deberían peder todos las noticias que sabemos: Pedro el Santo (pastor profeta que vivió a mediados del s. XIX) y el lugar de "Alcornoque Santo" que ya se denominaba así en los repartimientos de 1751.
Saludos,
Alfonso Sánchez Mairena